Con un sinfín de diferentes nombres, tipos de creatina y fórmulas en el mercado no es de extrañar que te confundas, no sepas cuál elegir y lo que es peor, elijas un producto inadecuado.  Como complemento, la creatina está disponible en polvo, cápsulas, tabletas, barras, goma masticable o en líquido , es inodora e insípida en su estado natural.

En este artículo te contamos los diferentes tipos de creatina que podemos encontrar en el mercado de la suplementación deportiva para poder compararlos e identificar el mejor para ti.

Problemas con las creatinas del mercado

Últimamente han comenzado a aparecer un gran número de derivados de la creatina, combinaciones de la creatina base y en la mayoría de los casos, concentraciones y aportes por toma frecuentemente inferiores al simple monohidrato de creatina. Muchas de estas alternativas son de dudosa efectividad.

En todos estos productos se argumentan sus maravillas a través de estudios pagados o realizados por sus fabricantes y que carecen de toda credibilidad o son de dudosa fiabilidad todo ello para justificar un precio muchas veces abusivo.

Ejemplos de tipos comerciales de creatina

Los tipos de creatina son numerosos. A continuación te explicamos algunas de las creatinas más populares, para que puedas comprender las propiedades y diferencias entre ellas.

Monohidrato de creatina

De los diferentes tipos de creatina que podemos encontrar, el Monohidrato de creatina es el suplemento de creatina más antiguo, el más estudiado y también más vendido.

Cada molécula de monohidrato de creatina se compone de un 88% de creatina y un 12% de agua. Para decirlo de otra manera, 1 gramo de monohidrato de creatina tiene 880 miligramos de creatina pura. Esto significa que si tomas 5 gramos de monohidrato de creatina tu cuerpo obtiene 4,40 gramos (5 * 0,88) de creatina pura. Puedes ver estos valores en nuestra creatina CreaPro 500.

Esta molécula básica de polvo de creatina monohidrato es la utilizada para desarrollar otras formas de creatina, como el fosfato de creatina, la Creatina Etil éster, Creatina quelato de magnesio, la Creatina citrato, malato de di y tri-creatina o Creatina gluconato, y muchas más.

Es la mejor opción al ser prácticamente insípido y disolverse muy bien en el agua, además de que ofrece una rápida asimilación en el organismo. Está acreditado por la experiencia de infinidad de atletas, abalado por un número incalculable de estudios y es el producto más seguro, eficaz  y rentable de entre todas las “creatinas”.

Creatina Etil Ester

La creatina Estil Ester es el resultado de esterificar al monohidrato de la creatina entre un ácido carboxílico y un alcohol.

Al tomar Creatina Etil ester necesitaremos menos cantidad de creatina (según los estudios patrocinados por el fabricante) para conseguir los mismos objetivos y menos carbohidratos en la toma del suplemento. De hecho, varias investigaciones indican que se necesita mucha menos dosificación que la requerida con otros tipos de creatina (incluidos el monohidrato de creatina) para lograr los mismos incrementos de fuerza y tamaño muscular.

Esto no sólo representa un beneficio económico, sino también digestivo, además de prevenir la aparición de edema por retención de líquidos en personas susceptibles a ello.

Cuenta con mayor asimilación por parte del organismo, necesitamos cantidades diez veces menores de ésta para conseguir los mismos niveles musculares de creatina, no produce retención de líquidos y además no necesita fase de carga.

*Atención al precio y a la concentración por toma.

Fosfato de creatina

Recuerde que para que la creatina sea efectiva, tiene que vincularse con un grupo fosfato y se convierte en  fosfocreatina (PC), que interviene en el metabolismo energético, por lo que se piensa que los tipos de creatina con fosfato proporcionan más energía al organismo.

Por esta razón, muchas personas pueden pensar que tomar directamente fosfato de creatina sería mejor que limitarse a tomar monohidrato de creatina. El hecho es que los tipos de creatina que incluyen fosfato nunca se ha demostrado que  sean más eficaces que los tipos de creatina en forma de monohidrato. La verdad es que ésta forma de creatina difícilmente pasará el proceso digestivo y por tanto llegará como tal al musculo.

El fosfato de creatina sólo contiene un 62,3% de creatina y un 37,7% de fosfato. Esto significa que 1 gramo sólo produce 623 miligramos de creatina. Además, el fosfato de creatina es más caro que el monohidrato de creatina.

Creatina alcalina

Esta nueva y reciente forma de creatina evita su transformación en creatinina. La molécula patentada de Kre-Alkalyn® está formulada para generar una Creatina que no se convierte en Creatinina  (Según estudios patrocinados por el fabricante) cuando llega al estómago. Kre-Alkalyn® mantiene todos los parámetros de potencia y recuperación, añadiendo la eficacia de su asimilación: dosificándose aproximadamente 10 veces menos que la creatina tradicional. El sistema de liberación de Kre-Alkalyn® lleva más creatina a las células musculares y disminuye el ácido láctico.

*Atención al precio y la concentración por toma.

Citrato de creatina

El citrato de creatina se hizo popular porque es más soluble en agua que otras formas de creatina. En pocas palabras, los tipos de creatina con citrato se disuelven mejor cuando se mezclan. El problema es que el citrato de creatina tiene sólo 400 miligramos de creatina por gramo de citrato de creatina. Además, es más caro que creatina monohidrato.

La mejor opción para ti

De entre los distintos tipos de creatinas,  el Monohidrato de Creatina es el más económico y en líneas generales, teniendo en cuenta la relación calidad-precio en comparación con el surtido que hay en el mercado, tiene más garantías de fiabilidad.

Para más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros; te responderemos sin compromiso a través del chat de nuestra web o en nuestro email correo@gma.es.