Los beneficios de los suplementos antes y después del entrenamiento son bien conocidos y probablemente puedas recitar tus productos favoritos en un abrir y cerrar de ojos. Pero, ¿Qué pasa con el momento en que se produce el daño: durante el entrenamiento? Te hemos preparado una mini-guía para que no dejes de lado esta pieza fundamental de la suplementación deportiva.

¿Qué tomar durante tu entrenamiento?

  • Mantener una hidratación correcta con bebidas que contengan un 6-8% de hidratos simples. La buena hidratación y el aporte energético en pequeñas dosis permitirán unos niveles de rendimiento alto en entrenamientos de hasta 1 hora de duración.
    (glucosa, o glucosa y fructosa mejor que solo fructosa)
  • En pruebas de mayor duración (o en pruebas a intervalos durante el día) hay que tener en cuenta 2 puntos:
    • Empezar con los depósitos de glucógeno llenos. Muy importante en este punto remarcar que como atleta debes conocer lo que mejor te funciona. Mientras que unos pueden optar por un buen plato de pasta, otros preferirán comidas más ligeras tipo purés o alimentos líquidos. Una opción u otra no influirán en el rendimiento si el aporte energético es similar, buena cantidad (200-300g) de hidratos con aporte moderado de proteínas y bajos en grasas será la opción mejor).
    • Comer durante la prueba. Pequeñas dosis de alimentos energéticos (30-60g/hora) que no sólo nos aporten carbohidratos, sino aminoácidos, micronutrientes (sales minerales) etc. son igualmente importantes.
  • Geles, barritas energéticas, frutas, son diferentes opciones y si las completamos con recuperadores en forma de bebidas deportivas enriquecidas mucho mejor. En este punto es muy importante que cada atleta busque su mejor opción. Dependiendo de la edad, el tipo de alimentación, el metabolismo personal, te irá mejor una manera u otra.
  • No os dejéis guiar por compañeros o amigos, en nuestra web ofrecemos un chat de atención 100% personalizada para que elijas la mejor opción.
  • Hacer las tomas en pequeñas dosis cada 20 minutos siempre será mejor que en dosis mayores cada 2 horas.

El conocimiento de nuestro cuerpo y metabolismo es lo que nos hará encontrar la combinación perfecta para nosotros. Son necesarias pruebas y errores hasta llegar a ella, pero con una buena asesoración, sólo hace falta paciencia en la búsqueda de la perfección.