Te introducimos al brócoli:

El brócoli es una de las hortalizas de mayor valor nutritivo que se conocen, ya que posee un amplio número de nutrientes esenciales, convirtiéndose así en un vegetal imprescindible en nuestra dieta fitness.

Como se puede ver a continuación, todos los nutrientes que podemos obtener de la carne, pueden ser obtenidos con mucha mayor eficacia de alimentos vegetales como el brócoli, evitando así el consumo de colesterol, grasas poli-saturadas y todo tipo de toxinas que encontramos en los productos cárnicos.

Información nutricional:

*Cantidad por 100 gramos

  •   Calorías 34
  •   Grasas totales 0,4 g
  •   Ácidos grasos saturados 0 g
  •   Ácidos grasos poliinsaturados 0 g
  •   Ácidos grasos monoinsaturados 0 g
  •   Colesterol 0 mg
  •   Sodio 33 mg
  •   Potasio 316 mg
  •   Hidratos de carbono 7 g
  •   Fibra alimentaria 2,6 g
  •   Azúcares 1,7 g
  •   Proteínas 2,8 g

Es rico en fibra, antioxidantes, vitaminas del complejo B, vitaminas A, C, K, y el hierro, micronutrientes esenciales, no es solo en el aporte de vitamínico lo que destaca del consumo de brócoli, sino que además,  esta hortaliza contiene calcio, ácido fólico así como un amplia gama de minerales y antioxidantes. Destaca un alto valor preventivo para algunos tipos de cáncer, así como también para prevenir infartos y enfermedades como la diabetes, osteoporosis, colesterol, o úlceras, entre muchas otras, puesto que ayuda de manera muy eficiente al fortalecimiento del sistema inmunitario.

¿Cómo incorporar el brócoli en tu dieta?

Las personas que incluyen ese alimento en su dieta suelen tener la costumbre de comer solo sus flores, tirando a la basura las hojas y los tallos. Por eso te proponemos consejos para aprovecharlo al 100%.

¿Qué partes del brócoli comer?

  • Los tallos: son la mayor fuente de fibra (entre 3 y 4 gramos cada tallo) del brócoli ¡y dan mucho juego!

¿Cómo preparar tallos de brócoli?

El sabor de los tallos de brócoli es ligeramente dulce. Puedes consumirlos retirándoles su capa exterior y cortándolos en trozos. Para su correcta preparación se deben poner a cocinar antes que sus otras partes, ya que tardan unos minutos más en estar listos. Te proponemos una forma fácil y perfecta para prepararlo:

  • Limpiarlo y quedarte con la parte interior, de un color más blanquecino.
  • Cortarlo en trocitos pequeños o rodajitas para poder cocinar.
  • Hervirlo o cocinarlo al vapor.

Receta:
Tallos de brócoli con pollo a las hierbas.

Te proponemos una receta perfecta para cenar cualquier día de la semana:

  • Limpiar el pollo, cortarlo en cubos y salpimentarlo con zumo de limón, vinagre, aceite de oliva, tomillo, romero, perejil lavado y un diente de ajo.
  • Dejar reposar durante mínimo 30 minutos (tiempo en el cuál preparamos los tallos del brócoli como hemos explicado en el punto anterior).
  • Calentar un poco de aceite de oliva en una buena sartén.
  • Añadir el pollo escurrido y saltear a fuego vivo unos minutos hasta dorarse.
  • Añadir los tallos de brócoli ya hervidos y un chorro de caldo para más sabor, y dejar que se evapore.
  • Saltear hasta que la carne esté cocinada y servir.

El consumo puede beneficiar a nuestro cuerpo en numerosas formas, podría no ser el vegetal más popular en todo, pero es sin duda uno de los más nutritivos.

Productos Relacionados: